¡SERVICIOS!





 

 

 

Nuestro objetivo es brindar a ciudadanos y ciudadanas un servicio notarial de alta calidad, eficiente y eficaz; para ello, la Notaría Segunda del Círculo de Pereira cuenta con un equipo de trabajo con gran calidad humana que sabe que usted y sus asuntos notariales son lo más importante de nuestra labor.

 

 

 


ESCRITURACIONES 

 

El artículo 12 del Decreto 960 de 1970 “Estatuto del Notariado”, afirma que “deberán celebrarse por escritura pública todos los actos y contratos de disposición o gravamen de bienes  inmuebles, y  en  general  aquellos  para  los  cuales  la  ley  exija  esta solemnidad”.

 

La Notaría Segunda del Círculo de Pereira ofrece el servicio de escrituración brindando confianza, seguridad y  responsabilidad en la Fe Pública de todo acto civil que tramite para satisfacer las necesidades de las personas usuarias.

 

Actos notariales:

 

Reconocimiento de firmas.

Autenticación de documentos.

Poderes.

Constitución de sociedades.

Compra y Venta de inmuebles.

Donación y dación en pago.

Fideicomiso.

Desenglobe de predio.

Permuta Constitución de Régimen de Propiedad Horizontal.

Hipoteca.

Cancelación de hipoteca.

Permuta Constitución de Usufructo temporal o vitalicio.

Divorcio y liquidación de sociedad conyugal.

Matrimonio 

Sucesión testamentada e intestada.

Declaraciones extrajuicio.

 

 


REGISTRO CIVIL 

 

De acuerdo con el artículo 1 del Decreto 1260 de 1970,  “Por el cual se expide el Estatuto del Estado Civil de las personas”,  determina que  “El estado civil de una persona es su situación jurídica en la familia y la sociedad, determinada su capacidad para ejercer ciertos derechos y contraer ciertas obligaciones, es indivisible, indisponible e imprescriptible, y su asignación corresponde a la ley”.

 

Toda persona hace parte de una familia; a su vez estas familias conforman una sociedad, la sociedad necesita de un Estado como ente ordenador y regulador de la convivencia social. El individuo ante el Estado, la sociedad y la familia, se encuentra en diversas situaciones que le generan derechos y obligaciones recíprocas, de tal forma que el estado civil es la situación jurídica que la persona tiene frente al Estado, la familia y la sociedad en la cual se desenvuelve.

 

En el Registro Civil se inscribirán los hechos correspondientes al estado civil de las personas y todos aquellos otros que determinen las leyes.   Son objeto de registro civil:

 

Nacimientos

Reconocimiento de hijos naturales.

Legitimaciones.

Adopciones.

Habilitaciones de edad.

Matrimonios.

Capitulaciones matrimoniales.

Interdicciones judiciales.

Rehabilitaciones.

Nulidades de matrimonio.

Divorcios.

Separaciones de cuerpos y de bienes.

Cambio de nombre.

Declaraciones de seudónimos.

Manifestaciones de avecindamiento.

Declaraciones de ausencia.

Defunciones y declaraciones de presunción de muerte. 

 


 

MATRIMONIOS 

 

El Código Civil Colombiano, en su  artículo 113 define el  acto del matrimonio así: “El matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente”. 

 

El Decreto 2668 de 1988 le otorga esta competencia a los notarios, sin perjuicio de la competencia establecida para los jueces municipales.

 

Servicio de matrimonio civil en la Notaría:

 

Las parejas que deciden realizar su unión matrimonial en la Notaría  Segunda del Círculo de Pereira, pueden contar con el servicio de celebración de esta ceremonia en el salón de matrimonios, el cual brinda toda la comodidad y seguridad  para las personas asistentes. Adicional, es cortesía de la Notaría ofrecer una copa de champaña a las personas contrayentes.  

 

Durante la ceremonia se leen los documentos de rigor en donde se consagra el matrimonio como un acto civil de derecho y se formaliza la unión con la firma y la declaración de nuevos esposos por parte del juez.

 

Trámites Legales:

 

Los requisitos se establecieron en el decreto 2668 del 26 de diciembre de 1988: 

 

 


 

SUCESIONES 

 

En Colombia, la sucesión por causa de muerte puede adelantarse ante Notario Público, lo que otorga mayor agilidad en cuanto a los tiempos de procesamiento de la petición de sucesión y la adjudicación de la herencia, para ello  se debe cumplir con una serie de requisitos y cualidades para que el Notario Público admita la petición de liquidación de sucesión por herencia.
 

Herederos de la Sucesión:

 

 

La ley estableció los llamados “ordenes hereditarios”.  En primer orden asigna a los descendientes directos (hijos e hijas), habiendo fallecido alguno(a) ocupan su lugar sus hijos e hijas, es decir los nietos y las nietas de quien falleció.

 

En ausencia de los anteriores, pasamos al segundo orden en el cual heredan las personas ascendientes más próximos (madre y padre) y el o la cónyuge. En ausencia de estas personas el tercer orden asigna a los hermanos y hermanas (si han fallecido ingresan a ocupar su lugar sus hijos e hijas, es decir sobrinos y  sobrinas) y el o la cónyuge.   Tíos y  tías así como primos y primas y demás familiares no son herederos forzosos.

 

Finalmente en ausencia de todas las personas anteriores el cuarto orden considera que los bienes serán para el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

 

 

 


 

EXTRAJUICIO 

 

 

Podrán presentarse ante Notario Público, bajo la gravedad del juramento,  toda persona que requiera  declaraciones juramentadas con fines extraprocesales, las cuales tendrán el alcance de las rendidas ante juez civil, sin perjuicio de la competencia asignada a este último funcionario. Dicha declaración se hará constar en acta que se suscribirá por el declarante y el respectivo Notario.

 

La persona interesada podrá elaborar el acta y presentarla ante Notario Público, quien constatará que cumple los siguientes requisitos: Los generales de ley, la manifestación de que declara bajo la gravedad del juramento, la explicación de las razones de su testimonio y que éste versa sobre hechos personales del declarante. Cuando el acta reúne todos los requisitos señalados, es  suscrita por el declarante y el Notario.

 

La importancia de la declaración juramentada  se halla en el hecho de que ésta  permite abreviar procedimientos tanto ante autoridades judiciales como administrativas  y al mismo tiempo genera una responsabilidad legal para el declarante en caso que la declaración jurada resulte ser contraria a la verdad de los hechos que se acrediten allí. 

 

Una declaración juramentada se cobija con la presunción de la buena fe y la verdad.  La vulneración de estos elementos puede traer consecuencias a nivel penal en los ordenamientos jurídicos que consideran al perjurio (o violación de juramento) como un delito.  En Colombia, se imponen castigos penales o administrativos para quien formula cualquier declaración falsa ante las autoridades.

 

 Los casos más comunes en los que se suele exigir una DECLARACION EXTRAJUICIO son:

 

Accidente de vehículo.

Afiliación a caja de compensación familiar para los hijos.

Afiliación a EPS para hijos, pareja o como independiente.

Cancelación de patrimonio de familia inembargable.

Robo de celular.

Unión marital de hecho.

Propiedad de inmueble y/o vehículo.

Manifestación de desempleo.

Dependencia económica.

Declaración de ingresos.

Inhabilidades e incompatibilidades.

No declarante de renta.

Renuncia de derechos.

Residencia.

Soltería.

Testigos.

 

 

 



AUTENTICACIONES 

 

El Notario Público puede dar testimonio escrito que la firma puesta en un documento, corresponde a la de la persona que la haya registrado ante él, previa confrontación de la identidad de las personas firmantes con los documentos presentados.   (Art. 73 Decreto 960 de 1970).

 

La autenticación sólo es procedente respecto de documentos de los cuales no emanen directamente obligaciones, tiene el valor de un testimonio fidedigno y no confiere al documento mayor fuerza de la que por síi tiene. La autenticación no equivale a un reconocimiento.

 

Para autenticar una firma se requiere la presencia de la persona natural que aparece en el documento. 

Para registrar una firma se requiere ser representante legal de una sociedad, corporación, fundación o de una persona jurídica en general.

 

 

 


DIVORCIOS 

 

 

En el año 1853 en Colombia se estableció por primera vez la Ley de Divorcio, la cual fue posteriormente derogada y luego restituida nuevamente.

 

En la Ley 25 de 1992 se reglamentó el divorcio para todos los tipos de matrimonio, incluso los religiosos (con algunas restricciones) y la cesación de sus efectos civiles.  

 

A través de la Ley 962 de julio de 2005 en su artículo 34 y en el Decreto 4436 de 2005, se permitió a los notarios proceder las solicitudes de divorcio que demandaren las personas,  siempre  dentro del contexto del derecho de familia, siendo necesario para esto presentar dicha solicitud por medio de abogado. 

 

Esta ley se estableció con el fin de descongestionar los juzgados de familia.

 

NOTARIA SEGUNDA DE PEREIRA
NOTARIA SEGUNDA DE PEREIRA